Go to Top

Conoide

Aunque el término conoide tenga diferentes acepciones según el contexto en que se use, en el campo de la arquitectura tensada lo usamos para referirnos a aquellas formas de revolución, parecidas a un cono, en donde la generatriz no es una recta sino una curva cóncava vista desde el exterior.

Si el conoide fuera perfectamente regular, la base del mismo sería una circunferencia (tal como sucede en el cono). Si bien es posible utilizar conoides perfectamente regulares, la gran mayoría de ellos son de base poligonal regular. Es decir, el perímetro de la base dispone de unos vértices muy marcados.

new-conoidConoid6

WinTess3 permite generar este tipo de conoides regulares de planta poligonal de forma rápida a través del menú Archivo|Crear Nuevo|Conoide. La ventana del generador de conoides requiere una serie de datos para poder crear el objeto:

  • Radio
    Se entiende por radio el de la circunferencia circunscrita en la base de la membrana.
  • Altura
    Altura del conoide propiamente dicho. Es decir, desde la base de la membrana hasta la cúspide. No se cuenta la altura de los elementos de soporte: mástiles, trípodes, …
  • Generatriz
    Debajo de los valores de Radio y Altura encontramos un recuadro en donde se dibuja la generatriz en rojo. Para modificar dicha generatriz disponemos de dos controles más/menos. El de la izquierda provoca cambios más bruscos, mientras que el de la derecha los provoca mas suaves. Podemos conocer numéricamente el valor de la generatriz a través de los datos AlfaV que es el ángulo que forma la vertical con la tangente de la generatriz en la cúspide y AlfaH que es el ángulo que forma la horizontal con la tangente de la generatriz en la base.
  • Número de vértices
    Referente al polígono de la base del conoide.
  • Tramos por lado
    Este valor es usado por el programa para generar la malla y, lo que es más importante aun, el patronaje de la membrana. Cada tramo será un patrón. Por lo tanto si en un conoide de 4 vértices usamos 5 tramos por lado, necesitaremos un total de 20 patrones de tela para fabricar el conoide.
  • Tramos por radio
    Este valor nos va a proporcionar una curvatura principal más ajustada. En general deberemos usar valores entre 5 y 8. Si usamos menos la curvatura será poco acusada y el conoide quedará afacetado, mientras que si usamos más no ganaremos gran precisión y el proceso de diseño se va a ralentizar de forma clara.
  • Flecha de la relinga
    Con este valor en tanto por ciento ajustamos la curvatura del cable de relinga que forma el perímetro de la base del conoide. La entrada de este valor no es numérica, sino que se realiza a través de dos controles más/menos. El de la izquierda provoca cambios más bruscos, mientras que el de la derecha los provoca mas suaves.

Una vez encontrada la generatriz que satisfaga nuestro diseño podemos pasar a considerar los controles del lado derecho de la ventana de generación de conoides:

  • Perímetro poligonal
    Si marcamos esta opción, la base del conoide es un polígono perfecto, es decir, la relinga que va de vértice a vértice es recta.
  • Anillo de cúspide
    Podemos recortar la membrana en la cúspide del conoide formando un círculo del diámetro que fijemos en la casilla correspondiente. Hay que ir con cuidado en la altura del conoide, ya que la que se toma en cuenta es la altura de la membrana (anillo de la cúspide) no la del punto teórico de la cúspide.
  • Mástil central
    Se puede decidir la existencia o no de un mástil central. En el caso de que exista hay que dar la altura del mismo. Normalmente será más  alto que el conoide i sobresaldrá por debajo. Pero no es ninguna obligación.
  • Estructura perimetral
    Podemos decidir incluir en el conoide un sistema de soportes perimetrales en los vértices de la membrana. Estos soportes vienen definidos por 4 valores:Altura (H)
    Es la altura del vértice respecto del suelo. No tiene porqué coincidir con la longitud de los mástiles perimetrales ni con sus vientos. Si este valor vale cero es lo mismo que decir que no hay estructura perimetral.Inclinación del mástil perimetral (A)
    Valor que mide la inclinación del mástil perimetral como la distancia entre la base del mismo y la proyección sobre el suelo del vértice correspondiente. Puede ser cero (mástil vertical) y positivo (mástil inclinado hacia afuera) o negativo (mástil inclinado hacia adentro).Inclinación de los vientos (B)
    Valor que mide la inclinación de los vientos del mástil perimetral como la distancia entre el punto medio de la base de dichos vientos mismo y la proyección sobre el suelo del vértice correspondiente. Puede ser cero (viento vertical si solamente hubiera uno) y positivo (vientos hacia afuera) o negativo (vientos hacia adentro).

    Separación entre vientos (C)
    Generalmente se usan dos vientos por mástil perimetral, ya que el conjunto (trípode) es mucho más estable. La abertura entre estos dos vientos se mide a través de la distancia entre las respectivas bases. Si este valor vale cero significa que hay un solo viento. Un valor negativo no tienen ningún sentido.

A medida que vayamos modificando cualquiera de los parámetros anteriores veremos en la ventana principal como el modelo allí dibujado se va adaptando a dichos cambios. Cuando finalmente hayamos llegado al modelo deseado podemos dejar la ventana de creación de conoides a través de tres botones (tres posibilidades):

  • Salir & Buscar forma
    A través de este botón volveremos a la ventana principal de WinTess3, en el estado de Buscar Foma. Usaremos esta posibilidad cuando deseemos conseguir un conoide no perfectamente regular a partir de uno completamente regular. Podemos modificar la posición de la cúspide, modificar cualquier vértice, etc.
  • Salir & Cáculo
    A través de este botón volveremos a la ventana principal de WinTess3, en el estado de Cálculo. Usaremos esta posibilidad cuando la forma conseguida sea la definitiva y deseemos hacer un cálculo del conoide bajo las cargas de nieve, viento, …
  • Salir & Patrones
    A través de este botón volveremos a la ventana principal de WinTess3, en el estado de Patronaje. Usaremos esta posibilidad cuando la forma conseguida sea la definitiva y deseemos realizar el patronaje de la misma. Se supone que el cálculo no es relevante, bien porque las acciones sean muy pequeñas, bien porque ya lo hayamos realizado con anterioridad.